Clínica del Pie San Juan

Uña Encarnada

¿QUÉ ES LA UÑA INCARNADA (ENCARNADA)?

La uña encarnada u onicocriptosis (uñero) es una afección que aparece cuando un borde de la uña del pie penetra en la piel del dedo produciendo dolor, enrojecimiento e inflamación, e incluso infección, ya que actúa como si de un cuerpo extraño se tratase. Afecta más frecuentemente al dedo gordo, pero se puede presentar en cualquiera de ellos.

Una uña encarnada puede llegar a ser muy dolorosa, en especial si se usa un calzado ajustado o cerrado, además, si aparecen complicaciones puede llegar a requerir tratamiento médico.

CAUSAS DE LAS UÑAS ENCARNADAS

Existen muchas causas, pero las más comunes son:

-Un calzado inadecuado: los zapatos ajustados y estrechos, hacen que los dedos quedan apretados entre sí, lo que puede favorecer que el borde de la uña acabe penetrando la piel y encarnándose. Cualquier dedo puede verse afectado, pero el dedo gordo suele ser el que se ve más afectado por esta condición.

-La forma en la que cortamos las uñas: es quizás una de las principales causas que lo producen, ya que es importante tener en cuenta que al cortar las uñas debemos hacerlo manteniendo una forma cuadrada o recta, nunca quitar las esquinas. Si dejamos los bordes redondeados o irregulares puede facilitar que la uña penetre en la carne y provoque dolor.

-Lesiones en la zona: una lesión en la uña, un golpe en los dedos de los pies, la caída de un objeto pesado sobre el pie o el golpeo repetido (traumatismos de repetición) pueden hacer que, antes o después, se produzca un crecimiento anormal que provoque que la uña se clave en la piel.

-Practicar ciertas actividades: deportes como el fútbol o actividades como el ballet, aumentan la posibilidad de sufrirlas, por lo que es recomendable una buena prevención.

-Factores hereditarios: es frecuente que miembros de una misma familia presenten uñas encarnadas, por lo que es posible que exista una predisposición genética.

-Hiperhidrosis: se da con más frecuencia en personas con una sudoración elevada ya que los pies están húmedos y la piel está más blanda, por lo que es más fácil que se encarne.

-Distrofias ungueales como onicomicosis (hongos) y onicogrifosis (engrosamiento anormal): pueden producir su engrosamiento, dificultando su corte y ejerciendo mayor presión en los alrededores de la uña.

SINTOMAS

Los síntomas de una uña encarnada son dolor y sensibilidad en uno o en ambos lados de la uña del pie, con enrojecimiento e hinchazón alrededor de la uña del pie, y en caso de no tratarlo tempranamente, infección de la misma con complicaciones como granulomas y otras tan graves como osteomielitis (infección hueso) en función de la salud basal del paciente.

Las complicaciones pueden ser especialmente graves si se padece diabetes, lo cual puede causar un flujo sanguíneo deficiente y dañar los nervios de los pies. Por eso, es posible que una lesión menor en los pies no cicatrice y se infecte. Una herida abierta dolorosa (úlcera en los pies) puede requerir cirugía para evitar la muerte del tejido (gangrena). La gangrena es la consecuencia de la interrupción del flujo sanguíneo hacia una zona del cuerpo.

TRATAMIENTOS

En el caso de que la persona que presente una uña encarnada tenga diabetes, daño en nervios en la pierna o el pie, mala circulación del pie o una infección alrededor de una uña, desde la clínica del pie San Juan recomendamos que no intente tratar el problema en casa y que acuda lo antes posible a nuestro centro.

Existen dos tipos de tratamientos para las uñas encarnadas:

– El tratamiento conservador se emplearía siempre que no haya presencia de granuloma. Consistiría en realizar periódicamente un corte liso (normalmente con bisturí) sobre el borde de la uña, para después aplicar técnicas de reeducación ungueal como las ortonixias (brackets), con el objetivo de que la uña creciese siguiendo un curso apropiado para no volver a clavarse (la eficacia de estas técnicas dependerá de la morfología de cada uña y la causa que lo desencadena).

– El tratamiento quirúrgico consistiría en realizar una pequeña cirugía de carácter ambulatorio. Utilizaremos este tipo de tratamiento cuando haya presencia de granuloma o cuando las técnicas conservadoras resulten poco efectivas. Existen diversas técnicas para operar una uña incarnada, pero la matricectomia química (técnica fenol-alcohol) es una de las más efectivas. El resultado esperado sería una uña en la que el borde operado ya no crecería y que tendría un buen aspecto estético.

CONSEJOS PARA PREVENIR LAS UÑAS ENCARNADAS

Desde la clínica del pie San Juan recomendamos:

  1. Elegir un calzado correcto, que no sea demasiado ajustado ni tenga tacones muy alto. Evita además los zapatos con modelos estrechos en la parte delantera, ya que favorecen que los dedos estén muy apretados.
  2. Varía diariamente de calzado, ya que algunos de tus zapatos pueden ser más ajustados que otros y así puedes dar un respiro a tus pies y a tus uñas.
  3. Nunca cortarse las uñas dejándolas redondeadas. Corta siempre las uñas dejando una forma cuadrada, ya que los ángulos en los laterales de las uñas hacen que la piel recubra la uña y esta penetre en la piel. Tampoco las cortes demasiado en los laterales.
  4. Si no puedes hacerlo en casa de forma adecuada, lo ideal es acudir a nuestro centro, garantizando así un mejor resultado e evitar complicaciones.

Pida cita ahora para que nuestros podólogos especialistas estudien su caso.

Telf: 965 650 830

Sobre Podología

Desde la Clínica del Pie de San Juan, le mantendremos informados de todas las novedades, cuidados y tratamientos sobre sus pies. Nuestra Clínica de Podología a su servicio.

INSTAGRAM

@ClinicadelPieSanJuan

TWITTER

@ClinicadelPieSanJuan

FACEBOOK

@ClinicadelPieSanJuan